Teletrabajo y conciliación, un arma de doble filo para las mujeres

Mujeres y pandemia: ¿ Oportunidad de cambio o retroceso en la lucha en pro de los derechos?

Las investigaciones en todo el mundo sobre el cumplimiento laboral a distancia o remoto ofrece un escenario en el que las féminas se han visto obligadas a cumplir con responsabilidades que recuerdan muchas prácticas y estilo de vida de generaciones pasadas.

También se vio una retroceso en la reinvidicación de la mujer en los puestos de trabajo, dado a los masivos despidos que se vivieron en sectores donde esta población tiene mayor presencia. Conoce todo sobre el panorama de confinamiento y mujer, un trabajo realizado por un periódico británico.

mujer tele trabajando junto con su bebe

Una mujer que nació en Irlanda y trabaja en el área de finanzas, se canso de los meses que tenía atendiendo a dos niños con sus compromisos escolares y fijó su lucha en un cambio.

Su opinión es parte de un estudio publicado por el Financial Times, un periódico británico especializado en economía, nacionales e internacionales.

Sus resultados que ya han sido leído por miles de personas, hablan de cómo las mujeres vivieron y están viviendo el confinamiento y sus vínculos con las responsabilidades tanto con su familia como su equipo de trabajo.

mujer trabajo

Sin tener ayuda para la limpieza y el orden del hogar, ha sido imposible conciliar su aspecto laboral con su vida personal. La profesional destacó que existe una desconsideración por parte de los compañeros al momento de aceptar que tiene otras facetas, además de la laboral.

El teletrabajo que retrotrae a la mujer a la década de 1950

www.expansion.com

Hizo una comparación, con respecto a cómo los compañeros de su marido sí lo ven adorable al momento que asoma a sus hijos a través de la pantalla en plena reunión de trabajo. En su caso esto es considerado como un “suicidio profesional”, así lo describió, destacando que el resto del equipo la criticaría e incluso se iba a sentir juzgada y hasta desconciderada por exponer al niño a la pantalla y no poder controlar el tiempo dividiéndolo de forma “inteligente” entre sus compromisos de trabajo y vida privada.

El estudio hizo un seguimiento de la situación por varias semanas durante el confinamiento y se vio una diferencia en cuanto a la “calma” que dijo sentir la mujer con la rutina.

Pandemia y mujeres

Antes de la aparición del covid-19 los grupos de mujeres que estaban en la lucha de un espacio en el mundo laboral habían trabajo por su reconocimiento y encluso se vieron cambios respecto al salario y a las oportunidades.

Pero, todo lo vivido en el 2020 ha afectado de forma negativa la reivindicación de las mujeres, como arrojan las estadísticas. El hecho es que las empresas que más contrataban a las mujeres han vivido cambios y han tenido que despedir a muchos de sus trabajadores, en especial la hosteleria y el mundo del entretenimiento. Solo en Estados Unidos se perdieron 20,5 millones de puestos de trabajo (en el mes de abril) y 7,7 millones son de estos sectores, , de acuerdo a la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos.

“Ampliando la brecha de la desigualdad”, ese es el resultado que tiene la pandemia en la actualidad, de acuerdo a la opinión de Allyson Zimmermann, directora ejecutiva de Catalyst Europe, una ONG que trabaja en pro de los derechos de la mujer en el área laboral.

Uno de los entrevistados se pregunto si con los cambios Pos pandemia iba a repetirse la situación protagonista durante la década 1950 en la que se dividía los roles entre la mujer quedándose en casa cuidando a los hijos y un hombre saliendo el trabajo como principal sostenedor económico. Pero de acuerdo al estudio, los resultados incluso pueden ser peores y se puede comprometer las avances en cuanto a la diversidad de la población excluida como los emigrantes y minorías.

Aunque se hayan vivido protesta como el Black lives Matter estos programas están obligados a responder de forma inmediata y la situación que se está repitiendo en las empresas es la misma: Pocos puestos de trabajo, relaciones laborales sin contratos, condiciones desfavorables para los trabajadores, pocos beneficios y ninguna estabilidad, sin olvidar, que las empresas se están aprovechando de la necesidad y de las muchas personas que necesitan generar dinero para ofrecer salarios bajos o pocas horas de trabajo que no los obliga a pagar toda una jornada.

Mientras algunos personas ya se están incorporando a su jornada de trabajo tradicional, también muchas mujeres que están quedando en casa porque han perdido su trabajo o por qué han respondido a la necesidad de que existe un cuidador para los resto de la familia. Ya que los niños siguen estando en casa recibiendo clases virtuales.

Joeli Brearly, es una activista del grupo Pregnant Then Screwed, y entre sus mensajes y declaraciones ha resaltado el temor que tienen muchas mujeres embarazadas por perder sus trabajos, incluso teniendo derechos contemplados en la ley.

Una oportunidad de cambio

Por su parte, algunos sectores han señalado la excelente oportunidad que tiene el ser humano de lograr armonía con el medio ambiente y el resto de la sociedad. La apuesta es por un mundo más equitativo, incluyendo las condiciones de género. Por esto, algunos apuntan que es el momento ideal para que la población masculina asuma su responsabilidad más allá de fuerza de trabajo, después de todo, las féminas ya están cumpliendo con este rol.

También, es una oportundidad para que exista la reinvención en las mujeres y a través de la unión de sus talentos apuesten por soluciones de las problemáticas del mundo y a la vez, les permita ser autónomas, con esto podrán tener mayor flexibilidad e independencia. Aunque seguiría la desigualdad de género, por lo que la lucha tiene que ser también desde la perspectiva de la distribución equitativa de responsabilidades, con esto, tanto mujeres como los hombres podrán seguir apostando por su crecimiento laboral.

Quantum Metrics, publicó una encuesta que tuvo como resultado que el 60% de la población masculina estaba de acuerdo en trabajar de forma remota.

Pero, la realidad ha sido, que las mujeres han tenido que resolver los asuntos familiares en casa, al menos es lo que muestra un estudio realizado por el Instituto de Estudios Fiscales de Reino Unido, que tuvo como resultado que el 47% de las mujeres dividió su tiempo entre trabajo y los hijos, mientras que solo 30% de los hombres, se vieron en la obligación de hacerlo.

El estudio también reúne otras reseñas de mujeres, una mujer que vive en Londres y trabaja de forma autónoma contó que aunque su pareja y ella trabajan las mismas horas, es ella quien se encarga de todo lo relacionado con los pequeños.

En respuesta a la condición de desigualdad, Joan Williams, directora fundadora del Center for WorkLife Law de la Universidad de California en Hastings, hizo un llamado a las empresas a no solicitar el regreso de los trabajadores hasta que las escuelas no comiencen a funcionar, porque las mujeres no podrán volver a su puestos.

Tanto Twitter como Google tomaron la decisión de cambiar las jornadas laborales, ahora los empleados pueden decidir si quedarse en casa o asistir a las oficinas físicas, al menos por este año.

Esta medida de jornada “flexible” se está repitiendo es muchos escenarios, de acuerdo a la Oficina Nacional de Investigación Económica de Estados Unidos, muchas compañías están ofreciendo estos horarios y esperan dejarlo para los venideros años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *